Un ocho partido por la mitad

Publicado: 17/10/2014 en Microrrelatos
Etiquetas:,

Un tambaleante puente de ausencias me llevó a tu imagen, que se presentó como dama y, al acercarme, hedía a cadáver. Aunque yo no lo notaba.

Es que por aquel entonces mi olfato sentimental no funcionaba bien, es por esa razón que la vida me sabía a nada.

Estabas muerta cuando te conocí.

Lo nuestro no era amor, era necrofilia emocional de mi parte.


Copyright © Todos los derechos reservados

Copyrighted.com Registered & Protected JHKB-UOMM-U5D5-AEM5

Anuncios
comentarios
  1. […] haces, Rey, por qué conviertes mi alma en ocho […]

    Me gusta

  2. ¿Es que puede pasar algo así?

    Le gusta a 1 persona

  3. […] Tampoco me arrastra. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s