Los sentimientos de un secreto

Publicado: 31/10/2014 en Relatos de otra dimensión
Etiquetas:,

SyphilisSpirochete-A

—Con ustedes presentandooooooooooooooo: el #21. En el show de hoy tendremos una entrevista a una figura filosófica de los humanos, de la dimensión 876291, específicamente del tercer planeta del sistema solar. Con ustedes: ¡El secretooooo! –dijo una voz, en el fondo de la sala de radio.

—Buenas tardes a todos los radioescuchas. A lo nuestro: Señor Secreto, cuénteme…¿qué se siente ser usted? —preguntó el entrevistador, el #21.

—Bueno, no es un trabajo tan agradable el vivir siempre en las sombras. Pero, con el tiempo, te acostumbras —dijo el señor Secreto, con las piernas cruzadas y cara de celebridad—. Pero tiene sus ratos buenos.

—Entiendo. ¿Puede contarnos exactamente a qué se refiere con “vivir entre las sombras”?

—Claro. ¡Cómo no! —respondió el señor secreto—. Lo que sucede es que los humanos atan cualquier cosa a mí, por lo general cosas malas. Y pues, me entero de las cosas más sucias del mundo: Asesinatos, infidelidades, robos, injurias, ilegalidades, abortos, abusos, y una larga lista de etcéteras.

—¡Wow! ¡Cuán difícil debe ser usted! —dijo el #21, en un tono de show más que exagerado; quitando su mirada de la cara del señor Secreto y posándola sobre su reloj.

Hubo una pausa.

—¡No se muevan de sus asientos! —habló de nuevo la voz del fondo de la sala—. Luego de los comerciales: el señor Secreto nos hablará más sobre su incansable trabajo como figura filosófica. ¡No se vayan!

Los comerciales fueron de:

  • El nuevo comunicador interdimensional de la marca 4pp13.
  • Psico—bálsamo de cáñamo de Ganímedes.
  • Hoteles lisérgicos: como los del borde de la galaxia, pero a la vuelta de su sistema solar.

 

—¡Hemos regresado! —dijo el pésimo presentador, el #21—. Síganos contando, señor Secreto, ¿en qué consiste su trabajo?

—Bueno, mi trabajo consiste, básicamente, en dos cosas —respondió el señor Secreto, en un tono muy profesional—. La primera es generar entre los humanos una campaña de solemnidad para perpetuar mi existencia. Porque si todos los secretos se contaran, la figura desaparecería. Es decir, hacer que algunas personas sientan que los secretos deben guardarse y que prediquen esa verdad. La segunda es el yang de la primera: ser la tentación en cada ser guardante de secretos, para que algunos sientan que deben contarlos.

—¿O sea qué su trabajo consiste en realizar una tarea y luego sabotearla? —preguntó el #21, con genuina intriga.

—En principio, puede parecer así —sonrió el señor Secreto—. Sin embargo,  mi misión es que los secretos de esta dimensión no desaparezcan. Entonces, debo asegurarme de que se mantenga la solemnidad de mi figura pero, a la vez, deben existir personas que cuenten los secretos, porque si todos se guardaran: la figura también desaparecería.

—¡Oh! Compleja tarea esa de mantener la existencia de una figura filosófica –dijo el #21, con cara de que no entendió del todo la respuesta del señor Secreto.

—¡Definitivamente, señor #21! —respondió el señor Secreto, con una sonrisa de satisfacción.

—Y bueno, dígame algo: ¿Cuál ha sido el mejor y el peor momento de su carrera?

—Empiezo por la mejor, es mejor así. La vez que mejor se sintió ser un secreto fue cuando un señor pagó anónimamente la cuenta del tratamiento de cáncer del hijo de una de sus empleadas. Nadie dijo nunca nada.

—¿Y la peor? —interrumpió el #21.

—La peor fue cuando me tocó guardar el secreto de un aborto, fruto de una infidelidad, de la esposa de un buen hombre; que de paso fue contagiado de sífilis. La esposa encubrió el tratamiento de él, poniendo penicilina en su jugo de las mañanas, antes de que las lesiones se presenten —el gesto del señor Secreto cambió de repente—.  ¡Allí de veras me indigné de que aquel secreto jamás se hubiera revelado, incluso con mis esfuerzos!

.

.

.


Copyright © Todos los derechos reservados

Copyrighted.com Registered & Protected JHKB-UOMM-U5D5-AEM5

Anuncios
comentarios
  1. Crissanta dice:

    Esto me recuerda algo que siempre he querido preguntarte sobre tus relatos….jaja y es tonto que no he preguntado.

    Le gusta a 1 persona

  2. […] 21 de cada mes no sólo puede verme, sino conversar conmigo. Me cuenta muchas cosas interesantes sobre sus […]

    Me gusta

  3. Me gustan los secretos. 😉

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s