Papá friki

Publicado: 09/11/2014 en Relatos de otra dimensión
Etiquetas:,
3666_331226

Imagen:Square Enix Co.

Un repaso de los primeros años de Ananda en la vida de su padre, Leandro Marconi Vélez, humano bajo estudio, postulante a un poder de media vida:

Una preciosa niña llamada Ananda tiene la suerte de tener un padre friki.

De recién nacida Leandro le ponía, a modo de canción de cuna, un soundtrack de su videojuego favorito.

Cuando Ananda tenía tres añitos su padre le contaba, a modo de cuento para niños,  historias basadas en la trama del juego. Para dicho fin, llegó a fabricarle marionetitas de papel (de los sprites de los personajes del juego)  hechas de imágenes sacadas en una impresora común, pegadas en palitos de helado. A veces el feliz padre las hacía con ayuda de ella, que se divertía pegando palitos entre ellos y llenándose de goma las manos.

A los cinco años, Laendro le compró a su hija un mando de juegos para la computadora, uno con la forma exacta de un mando de Super Nintendo) y, con ayuda de un emulador de dicha consola, él se ponía a jugar Super Mario World frente a ella  y le mostraba a Mario corriendo de aquí para allá, saltando y haciendo maromas.  Ananda se reía mucho al ver a su padre jugar y, poco a poco, con ayuda de él, comprendió que el gracioso muñequito podía saltar cuando ella presionaba el botón B. ¡Vaya sonrisas que se pegó ella al saberlo!

Leandro nunca dejó de contarle cuentos sobre su juego favorito, como la pelea entre un Sabin (aprendiz de monje) y su rival, Vargas (el hijo del Maestro), que se batieron en un duelo a muerte y donde Sabin vence a Vargas con la técnica de su propio padre.

Con el paso de los años, la niña quiso comprobar si las historias que le contaba su padre venían realmente de aquel viejo juego, por lo que decidió empezar a jugarlo (con ventaja, puesto que de tanto oír las historias: a veces sabía con quién hablar o a dónde ir).

Leandro siempre quiso alguien con quién hablar sobre el juego (que él cree que es una obra maestra de la humanidad) y está feliz de que su hija, a sus 15 años, sea ese alguien.

Reportó para ustedes, su querido amigo, el #21.


Copyright © Todos los derechos reservados

Copyrighted.com Registered & Protected JHKB-UOMM-U5D5-AEM5

Anuncios
comentarios
  1. Me alegro por Leandro 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s