Arrecife

Publicado: 12/09/2016 en Poesía
Etiquetas:,

Quisiera tomar tu mano, pero acabo de resucitar.
Los muertos y los vivos no podemos comer de la misma mesa.
Los muertos beben veneno para calmar la sed de una garganta agujereada.
Los muertos comen decadencia para llenar el hoyo negro que tienen por estómago.

Me fui sin oírte porque tú llegaste sin verme.
¿Qué podía hacer sino interpretar mi papel y sonreír?
¿Que podía hacer sino marcharme con un cigarrillo en la mano y mil preguntas en la cabeza?

Tu dimensión no manda señales. Solo hay estática.
Quisiera tomar tu mano y volver a cantar esa canción.
Pero cierta pared de hielo hace muy bien su trabajo.
Si te vas, vete en silencio. No hay nada que reprochar.

Si te quedas, no te quedes en silencio.
Quédate si tienes el valor de decir por qué tanta ambivalencia.
Quédate si puedes explicar tantas paredes.
Si te quedas, elige un lado de la balanza o vete. Ya no me dueles, ni me dolerás.


Copyright © Todos los derechos reservados

Copyrighted.com Registered & Protected JHKB-UOMM-U5D5-AEM5

Anuncios
comentarios
  1. Sentí feo y me dieron ñañaras (en el mejor sentido, nada parecido a la definición del diccionario). Después de la explicación murió el drama del comentario. Excelente poema.

    Le gusta a 1 persona

  2. Clara expresión del destiempo. Gracias por compartirlo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s