Archivos de la categoría ‘Revista Salto al Reverso’

SALTO AL REVERSO

Hemos abierto una tienda en línea en la plataforma Kichink.

Para ingresar hagan clic aquí:

kichink.com/stores/saltoalreverso

En ella, hemos puesto a la venta productos físicos y digitales:

  • Camisetas
  • Postales
  • Revista Salto al reverso 1 – 8 (descarga digital)
  • Revista Salto al reverso 1 – 8 (impresas)
  • Claro Oscuro – Carlos Quijano (impreso)
  • El viaje de Pau – Benjamín Recacha (impreso)
  • Con la vida a cuestas – Benjamín Recacha (impreso)
  • Memorias de Lázaro Hunter – Benjamín Recacha (impreso)

Todos los ingresos serán destinados a costear los gastos de Salto al reverso como proyecto.

Un juego de postales será incluido como regalo en cada compra durante el primer mes de apertura de la tienda.


Artículos promocionales

Ponemos a la venta postales y camisetas con el logotipo de Salto al reverso. Existencias limitadas.


Revistas Salto al reverso (descarga digital)

Ponemos a la venta la descarga digital de las ocho revistasSalto al reverso a un precio simbólico. Las…

Ver la entrada original 214 palabras más

 

Mi relato “Edrel’ch y el #21” fue publicado en la Revista Salto al reverso #8.

Además los invito a conocer más sobre el proyecto de crowdfunding de Salto al reverso.

Puedes colaborar dando clic aquí.

Aquí el relato:

Revista 8 Salto al reverso impresa 215

Revista 8 Salto al reverso impresa 216Revista 8 Salto al reverso impresa 217Revista 8 Salto al reverso impresa 218

¿Quieres leer la revista completa? Da clic aquí.

Esta reseña fue publicada en la Revista Salto al reverso, específicamente en la edición #8.

También los invito a conocer el proyecto de crowdfunding que Salto al reverso está llevando a cabo en Fondeadora.  Si quieres aportar da clic AQUÍ (todos los aportes tienen recompensa). ¡No dejes morir nuestro arte!

Noche1

Noche2

¿Quieres leer la revista completa? Da clic AQUÍ.

 

Originalmente publicado en: Revista Salto al reverso #6

623889384_721113c0e7_b

Imagen por: Kristaps Bergfelds

Cierta noche, Alejandra recibió una extraña carta en su buzón. La carta decía: “Sé que llevas tiempo preguntándote por qué vives y a dónde vas. Si quieres saber las respuestas, te espero a medianoche en la azotea del edificio del frente”.

Alejandra quedó intrigada por aquel extraño mensaje. Era cierto, sin duda, que aquellas preguntas habían estado dando vueltas en su cabeza desde hacía ya mucho tiempo. Sobre todo desde la muerte de su hermano. ¿Pero cómo pudo haberse enterado aquella persona? ¿Cómo pudo saber cuáles eran exactamente las preguntas existenciales que le intrigaban?

Pasó todo el día siguiente pensando, considerando si acudir a la cita o no. Llegó a pensar que era una trampa, después de todo siempre tuvo dudas sobre si la muerte de su hermano realmente había sido un suicidio. ¿Y si fue un homicidio? ¿Y si la persona que envió la carta estaba directamente relacionada con ello?

Cuando llegó la noche en cuestión, Alejandra decidió no ir. A la mañana siguiente se fue a trabajar. Durante todo el día la embargó la sensación de haberse perdido de algo, como si encontrarse con aquella persona fuese realmente importante. Pero racionalizó y se convenció de haber tomado la decisión correcta.

Al llegar a su casa por la noche, otra carta le esperaba. La carta decía: “¿Aún piensas que fue una buena decisión no vernos? Tu hermano pensó lo mismo cuando recibió su carta. Él asistió al tercer y último llamado. Este es el segundo llamado para ti: entérate de la verdad. Te espero a medianoche en el edificio del frente.”
Alejandra se llenó de emociones en conflicto, una mezcla de rabia e intriga. ¿Y si sus sospechas eran ciertas?

Decidió ir. Durante la cita no pasó nada fuera de lo común. El remitente le habló alrededor de veintiún minutos y Alejandra regresó a su casa. En esa conversación se enteró de por qué el ser humano vive y a dónde va. Aquella noche Alejandra se suicidó.


Copyright © Todos los derechos reservados

Copyrighted.com Registered & Protected JHKB-UOMM-U5D5-AEM5

Mi relato “Hidroquinesis″ ha sido publicado en la Revista Salto al Reverso,  Edición #8 (página 6). (más…)