Archivos de la categoría ‘Microrrelatos’

Originalmente publicado en: Revista Salto al reverso #6

623889384_721113c0e7_b

Imagen por: Kristaps Bergfelds

Cierta noche, Alejandra recibió una extraña carta en su buzón. La carta decía: “Sé que llevas tiempo preguntándote por qué vives y a dónde vas. Si quieres saber las respuestas, te espero a medianoche en la azotea del edificio del frente”.

Alejandra quedó intrigada por aquel extraño mensaje. Era cierto, sin duda, que aquellas preguntas habían estado dando vueltas en su cabeza desde hacía ya mucho tiempo. Sobre todo desde la muerte de su hermano. ¿Pero cómo pudo haberse enterado aquella persona? ¿Cómo pudo saber cuáles eran exactamente las preguntas existenciales que le intrigaban?

Pasó todo el día siguiente pensando, considerando si acudir a la cita o no. Llegó a pensar que era una trampa, después de todo siempre tuvo dudas sobre si la muerte de su hermano realmente había sido un suicidio. ¿Y si fue un homicidio? ¿Y si la persona que envió la carta estaba directamente relacionada con ello?

Cuando llegó la noche en cuestión, Alejandra decidió no ir. A la mañana siguiente se fue a trabajar. Durante todo el día la embargó la sensación de haberse perdido de algo, como si encontrarse con aquella persona fuese realmente importante. Pero racionalizó y se convenció de haber tomado la decisión correcta.

Al llegar a su casa por la noche, otra carta le esperaba. La carta decía: “¿Aún piensas que fue una buena decisión no vernos? Tu hermano pensó lo mismo cuando recibió su carta. Él asistió al tercer y último llamado. Este es el segundo llamado para ti: entérate de la verdad. Te espero a medianoche en el edificio del frente.”
Alejandra se llenó de emociones en conflicto, una mezcla de rabia e intriga. ¿Y si sus sospechas eran ciertas?

Decidió ir. Durante la cita no pasó nada fuera de lo común. El remitente le habló alrededor de veintiún minutos y Alejandra regresó a su casa. En esa conversación se enteró de por qué el ser humano vive y a dónde va. Aquella noche Alejandra se suicidó.


Copyright © Todos los derechos reservados

Copyrighted.com Registered & Protected JHKB-UOMM-U5D5-AEM5

Up with the Dawn

Imagen por: Damian Gadal

Desde el punto de vista de un poeta frente al mar:

«Definitivamente no hay joya con brillo más bello que el mar reflejando el sol».


Desde el punto de vista de una mujer conversando con su amiga:

—Eleonora, ¡está bellísimo tu anillo!

—¿Verdad que sí?

—¿De qué es?

—De una playa al atardecer, vista desde los ojos de un poeta. En el planeta Tierra.

—Los poetas siempre ven las cosas lindas.

—Sí. En cuanto lo vi, me enamoré. Así que me lo compré.

—Debe tener un efecto increíble.

—¿Quieres probar?

—¿Segura?

—¡Anda, yo invito!

La amiga de Eleonora cayó en un profundo estupor, luego de ver fijamente la joya. El anillo contenía una gema incrustada que siempre mostraba un holograma de una playa al atardecer.


Desde el punto de vista del gerente de ventas de una compañía que vende anillos psicoactivos:

—¿Puede describirme su producto?

—Claro. Verá, los anillos que vendemos contienen la esencia de un lugar del universo. Al contemplarlos, las personas pasan por un trance igual al estado de ánimo del observador de la escena.

—¿Y cómo se garantiza que las emociones que consumen sus clientes son saludables?

—Bueno, nosotros hacemos un proceso de selección muy minucioso. Elegimos, mediante algoritmos patentados, a seres conocidos como ‘artistas’, para garantizar que el lugar y la emoción transmitidas en el anillo serán saludables y placenteras para el cliente.


Copyright © Todos los derechos reservados

Copyrighted.com Registered & Protected JHKB-UOMM-U5D5-AEM5

Cierto grupo de seres interdimensionales tiene, como parte de su agenda, la misión de impedir o retrasar la evolución de las razas inteligentes de las dimensiones a su cargo. Muchas veces utilizan tentaciones físicas para que las criaturas caigan en la autocomplacencia y dejen de aspirar a un estado superior. Otras veces, azotan a las civilizaciones con cataclismos programados para impedir que alcancen una población muy numerosa. Pero, sea cual sea la estrategia que usen, siempre incluirán la maldición del agua.

El agua fue creada por ellos. No es coincidencia que la mayor parte de los seres de este y muchos planetas estén conformados, en su mayoría, por esta molécula. Este grupo, conocido como Los Limitantes, utiliza alarmas interdimensionales para detectar el lugar exacto donde empieza a surgir la vida. Entonces, mediante técnicas de manipulación evolutiva, logran que la estructura bioquímica de los seres vivos incluya a la molécula de agua. De esta forma, estos seres se vuelven dependientes del agua para su supervivencia.

La molécula de agua oculta un terrible secreto. Es un agente tóxico de otra dimensión, y fue diseñada para atarnos al plano terrenal por la eternidad. Ningún ser vivo cuyo cuerpo contenga agua podrá realizar viajes muy largos en el espacio. Aun si lo lograran y estuvieran en la capacidad tecnológica de crear colonias espaciales, estarían obligados a buscar ambientes abundantes en agua o a desarrollar una tecnología de síntesis de la misma.

La dependencia al agua retrasa significativamente la conquista del espacio por parte de las razas afectadas. Sin poder llegar lejos en el espacio, difícilmente alcanzarán a comprender los secretos del universo que pudieran permitirles una aceleración de su evolución, ni se diga liberarse de la esclavitud y opresión de las que ni siquiera se percatan.

La sed, o síndrome de abstinencia de agua, es el efecto deseado por Los Limitantes. Ellos se alimentan del pequeño sufrimiento que provoca la sed, de la angustia por buscar agua. Los Limitantes mantienen oprimidas a las razas bajo su dominio para tener acceso a poderes cuya magnitud es directamente proporcional a la suma del retraso evolutivo provocado.


Copyright © Todos los derechos reservados

Copyrighted.com Registered & Protected JHKB-UOMM-U5D5-AEM5

5139245960_0f82f05af1_o

Imagen por: Vinoth Chandar

Las moscas tienen vidas muy variadas.

Existen moscas que nacen en las casas de la gente rica o libres en el campo. Esas son moscas dichosas, con vidas plenas. También las hay marginales, que nacieron en los basureros y crecieron alimentándose de lo primero que hallaron.

Las moscas con vidas plenas no tienen necesidad de soñar. ¿Para qué soñar si se puede ver la dicha en alta definición con los privilegiados ojos que tienen estos insectos?

Pero las moscas de origen humilde, esas que luchan por sobrevivir, sí que sueñan. A veces caen presas de sueños terribles y engañosos.

Uno de esos sueños engañosos es el provocado por ciertos estantes malignos de panaderías. Éstos usan, astutamente, un marketing monstruoso que nos les cuesta nada de trabajo. La gente compra dulces en las panaderías, comen fuera de ellas, las migajas caen, las moscas prueban esas migajas y miran con codicia los estantes. Los estantes suelen ser discretos y quedarse callados. Las moscas se pasean alrededor de ellos e intentan entrar, en vano, solo para chocarse contra los vidrios.

Los estantes dejan que las moscas se vayan a seguir padeciendo la terrible agonía de comer desperdicios. Sin embargo, con el mero hecho de tocar el vidrio, las moscas son hechizadas sin remedio. Las moscas bajo aquel influjo mágico sueñan constantemente con los estantes. Son sueños sobrecogedores, despiertan sudadas y asustadas. El sueño les hace ver que jamás podrán satisfacer su codicia. Eso causa que empiecen a ver con desprecio sus propias existencias. Las amigas de las moscas hechizadas empiezan a alejarse de ellas, puesto que se la pasan criticando la basura y desoyen el consejo de valorar lo que tienen.

Cuando todo el trabajo psicológico está hecho, los estantes presentan el sueño final. Les detallan a las moscas el proceso completo para que ellas puedan entrar y comer a sus anchas las delicias que contiene. Las moscas, al día siguiente de recibir ese sueño, vuelan a toda carrera a comprobar su veracidad.

El sueño termina por cumplirse, la mosca entra y se satisface. Algunas logran escapar de pura suerte, pero otras no. Muchas se quedan dentro, sin poder huir, y mueren a manos del panadero, que inescrupulosamente vende los panes contaminados sin advertencia alguna. Otras mueren del empalago, se quedan encerradas sin beber ni una gota de agua hasta que se marchitan y dejan de respirar. Los estantes malignos se alimentan del sufrimiento y agonía de las pobres moscas.


Copyright © Todos los derechos reservados

Copyrighted.com Registered & Protected JHKB-UOMM-U5D5-AEM5

Perrault_Leon_Jean_Basile_Vanitas

Vanitas, de Perrault Leon Jean Basile

Cierto día, una raza interdimensional visitó el planeta Tierra en son de paz.

Aquella raza le hizo a la humanidad entera una oferta muy difícil de rechazar. La oferta consistía en que los humanos, con ayuda de la tecnología de Los Visitantes, se fusionaran en un solo ser, un ser colectivo. De esa manera podrían llevar a aquel ser consigo y enseñarle lecciones que la humanidad difícilmente aprendería evolucionando de forma natural.

La humanidad, luego de muchas deliberaciones, aceptó. Los Visitantes estaban contentos de que su oferta haya sido, al fin, aceptada. Entonces, antes de fusionar las más de siete mil millones de conciencias, Los Visitantes hicieron una pregunta:

—¿Qué nombre desean que lleve el ser que surja de su unión?

Los humanos se quedaron pasmados con la pregunta. Pidieron tiempo para deliberar de nuevo, tiempo que Los Visitantes concedieron.

Sin embargo, luego de un par de días de iniciar las discusiones, los seres humanos se dividieron en muchos grupos hostiles. Cada grupo deseaba que el ser llevara un nombre específico, uno que simbolizara la esencia de sus deseos o admiraciones. Un grupo conservador abogaba por el simple nombre de «Humano». Otros grupos querían que el ser colectivo llevara el nombre de su líder. Ciertos egocéntricos no aceptaban más que su propio nombre. Todo era un caos, y la humanidad estaba lejos de llegar a un acuerdo.

Los Visitantes, al ver el comportamiento simiesco de los humanos —siempre luchando entre ellos por demostrar supremacía—, decidieron marcharse en búsqueda de una raza verdaderamente inteligente que aprovechara su oferta sin ser tan problemática.


Copyright © Todos los derechos reservados

Copyrighted.com Registered & Protected JHKB-UOMM-U5D5-AEM5